VITAMINAS PARA EL TRABAJO

Estancamiento laboral, una amenaza para la empleabilidad

Ya sea por desmotivación propia o por malas prácticas de la empresa, permanecer en un mismo puesto de trabajo, siempre afectará el desempeño laboral y las posibilidades de surgir profesionalmente.

Autor: Bárbara Guerrero

Si ha tenido la sensación de que por mucho que trabaje, no llega a ninguna parte, o que aunque se preocupe de que las cosas salgan bien no siente satisfacción por lo que hace, es probable que usted esté experimentando el llamado estancamiento laboral.

El estancamiento laboral se traduce, principalmente, en una serie de situaciones que originan la desmotivación de los empleados en la realización de tareas que antes resultaban ser divertidas, o a la falta de interés por enfrentar los desafíos del día a día. A esto se suma también, la remota o derechamente, nula posibilidad de escalar posiciones dentro la empresa.

El estancamiento laboral puede producirse, de distinta manera, en dos tipos de empleados. El primero de ellos, es el profesional que se caracteriza por su proactividad y altas expectativas, pero que por diversos motivos, no puede ascender de puesto en la compañía, pese a trabajar arduamente. En este caso, el individuo comienza a creer, que es la empresa la que no quiere un avance en su carrera, al “cercarlo” en determinada ocupación, sin reconocer la calidad de su trabajo. Como consecuencia de ello, aparece la frustración y decae el rendimiento, por lo que la única opción es marcharse y buscar una nueva oportunidad en otra organización.

Para los especialistas, los trabajadores más ambiciosos son los que más padecen los síntomas del estancamiento laboral, debido a que en este tipo de profesional es más frecuente que el entusiasmo decaiga. Es común que este individuo experimente la frustración de no sentirse valorado, bajando sus niveles de producción y la buena relación con sus pares, y que termine abandonando la empresa, en busca de un lugar en el que pueda desarrollarse a cabalidad.

El estancamiento laboral desmotiva a los empleados y, por ende, afecta el rendimiento de la empresa.

Un segundo caso de estancamiento laboral es el de aquél trabajador que no necesita avanzar, que siente comodidad dentro de la “zona segura”, lugar en el que se ha desempeñado por años, sin experimentar cambios. “El miedo y la inseguridad a lo que pueda suceder más allá del entorno cotidiano, es un peligro para estos felices estancados”, explica Diego Cardona, decano de la Escuela de Negocios de la Universidad del Norte de Colombia.

Según el experto, apegarse ciegamente a las normas de jefes, con una visión corta de las capacidades de su equipo de apoyo y una visión organizacional que no genera retos, sumado al miedo a los cambios externos, genera una dependencia a la “zona cómoda”, lugar en el que “se tienen aseguradas las necesidades básicas, aunque no sea viable el crecimiento personal y profesional”.

Para Cardona, el reconocimiento de la empresa hacia sus trabajadores, con el ascenso y la movilidad en los puestos de trabajo, genera un estímulo que se traduce en un buen desempeño laboral. Por ello, cree que es responsabilidad de las compañías, velar por el desarrollo del capital humano, el capital social y el capital intelectual, teniendo todas las opciones posibles para su desarrollo.

// “Si un funcionario no avanza, seguramente repercutirá en su productividad y por ende en el de la organización y en ese orden de ideas, es una prioridad generar un entorno de propensión al cambio”, dice.

Revirtiendo la situación. Analizar qué factores inciden en el estancamiento laboral puede ser de gran ayuda para el trabajador afectado. Pueden provenir de su propio desempeño y desmotivación, o por malas prácticas de la misma empresa, señala Antonio Dieck, rector de la Universidad de Monterrey. Según el experto, para el primer caso, se debe atacar el componente personal involucrado, fijándose nuevos retos profesionales y determinando estrategias, capacitación e innovación para alcanzar las metas.

Mauricio Greenwald, psicólogo organizacional de la Alliant International University, coincide con el experto mexicano al afirmar “que un plan individual de crecimiento, no dejar de aprender cosas nuevas, actualizarse, y realizar un rastreo permanente de las oportunidades que ofrece su empleo actual, así como el mercado general de trabajo”, ayudarán a que un empleado pueda potenciar su rentabilidad. Y para esto, una excelente herramienta será el coaching.

En cuanto a la responsabilidad que le compete a la empresa, Dieck asegura que “una organización que fomenta el estancamiento tenderá, inevitablemente, a desaparecer, por lo que, a mediano y largo plazo, la mejor estrategia para conservar el empleo es precisamente impulsar a la propia institución”.

En ese sentido, Alexandra Cordero, psicóloga laboral de la Universidad de Nueva York, señala que una buena forma de que las compañías prevengan el estancamiento de su personal, es realizando encuestas y grupos focales sobre el tema, o, bien, pidiendo a los mismos empleados sugerencias creativas de cómo hacer que sus trabajos sean más interesantes. “También puede ayudar mucho un executive coach o career counselor, que además de escuchar y dar consejos puede ofrecer servicios como análisis de encuestas permitiendo que el empleado se autoayude”, dice.

En definitiva, subsanar las señales de estancamiento y estabilizar los niveles de empleabilidad de los profesionales, se convierte así, en todo un desafío para las empresas. Pero también para los trabajadores, quienes deberán realizar una tarea compartida con sus organizaciones, a fin de que éstas los motiven, capaciten y reconozcan. Si esta situación no logra ser revertida, lo mejor será, entonces, que el empleado busque una nueva fuente de trabajo, teniendo en cuenta, eso si, que la probabilidad de sufrir un nuevo episodio de estancamiento será, sin duda, una posibilidad latente.

¿Qué tan valorados se sienten los compañeros de su Equipo de Trabajo?

Si el ambiente de trabajo es positivo, los empleados serán más productivos. Muchas veces lo que agota no es tanto la presión de trabajo, sino la rutina, la apatía, los malos tratos, la apatía y la falta de reconocimiento.

Cualquier tipo de reconocimiento, material o verbal, potencia con fuerza la moral de sus compañeros de trabajo y su productividad.

Algunos consejos prácticos:

Al llegar a su trabajo salude con entusiasmo y una gran sonrisa. Posiblemente el fin de semana se distrajo, pero no descansó lo suficiente. Aún si se siente cansado, con una buena actitud, la pereza y la rutina se espantan y el ánimo corre por las venas.


Cuando delegue trabajo, añada una alabanza por un logro anterior que ese empleado obtuvo. Y cuando terminen la tarea, agradézcales la dedicación y prontitud con que lo hicieron.


Cuando en una reunión de trabajo le hable a su equipo sobre los próximos desafíos o metas, dígales con sinceridad y fuerza que confía en la capacidad de todo el grupo para encarar esos desafíos y alcanzar las metas.


Recuerde que cada elogio que haga a un empleado aumenta su autoestima y compromiso. Pero tenga cuidado de ser claro y conciso acerca de lo que elogia: no exagere ni se extralimite. Hágalo en el momento oportuno. No espere 3 meses para juzgar los resultados.


Puede dar las gracias de diferentes maneras: sonríale, estreche la mano y explíquele a su empleado de qué forma le está ayudando él a usted con su empeño y dedicación. Esto puede hacerlo en privado o en público (según las preferencias que usted detecte en el empleado). Puede también tomar el tiempo para redactarle una nota, pues estas tienen un toque personal. Muchos empleados guardan una nota como buen recuerdo, ésta es una forma de reconocimiento que tiene un efecto de larga duración.


Pida a sus empleados o compañeros su opinión sobre asuntos importantes. Inclúyalos en la toma de decisiones y reconozca que su contribución es valiosa.


Muéstreles interés y respeto. Los empleados desean ser valorados no sólo por lo que hacen, sino también por lo que son. Trate de conocer algo acerca de cada persona que trabaja con usted.

Recuerde que los grandes Empresas son aquellos que se plantean grandes metas, escuchan a sus empleados y les manifiestan su agradecimiento.

Anuncios

19 pensamientos en “VITAMINAS PARA EL TRABAJO

  1. Muy lindos consejos, deberiamos de imprimirlos y tenerlos a mano para leerlos a diario.
    Mil gracias Padre Mora, Dios lo siga iluminando.
    Abrazos,
    Isabel

  2. “Las grandes empresas son aquellos que se plantean grandes metas, ESCUCHAN A SUS EMPLEADOS y les menifiestan su agradecimiento” que lindo! lo comparto en un 100%.

    • Muchas gracias, Licda. Karla, por su comentario. Por eso luchamos todos los que estamos convencidos de que el principal activo de una empresa es su gente, verdad? Un abrazo.
      José Jesús

  3. Hola Jesus, es un gusto saludarle, espero que Dios le bendiga y le siga dando sabiduria en todo lo que hace, lo quiero felicitar por tan provechoso lugar, donde usted sin ningun tipo interes financiero o politico, se esfuerza por compartir tan especial informacion, y asi poder cada dia, ser mejores personas en esta convaleciente sociedad.

    Salud, fuerza, union.
    Elias Assaf

    • Muchas gracias por su mensaje, Elías. Al leerlo me doy cuenta que ha comprendido la verdadera y única intención al crear esta página: tratar de ayudar en la reflexión a otras personas, pues el Señor lo decía: “gratuitamente lo han recibido, gratuitamente han de darlo”.
      Espero que esté bien, Elías y que un día pueda realizar el proyecto de TV.
      José Jesús

  4. Licenciado Mora, es un gusto saludarle y decirle que siempre esta usted en nuestro corazon con admiracion y cariño,leemos y agradecemos sus “vitaminas” que en verdad actuan como tal en nuestra vida cristiana, que Dios le bendiga siempre,
    Yancie juarez

  5. Hola,Jose Jesus,
    De todo lo que me has enviado, quiero decirte que he compartido con mis amigos algunas de tus vitaminas, en especial la del Trabajo, la de El Camino de Emaus, y la de Al Cesar lo que es del Cesar,y a Dios lo que es de Dios, la ultima, muy conveniente para los momentos tan dificiles que pasamos como pais.(Deberia ser publicada en medio escrito)
    La del trabajo, deberiamos tomarla tan en cuenta ya que no solo trabajamos para una empresa privada sino que nosotros mismos tenemos a cargo muchas personas en las que a veces una simple sonrisa,un saludo agradable,un abrazo… Como funciona verdad?

    Eres una gran persona, y siempre te deseo lo mejor.
    Eres exitoso Jose, es un lujo contar con tu amistad.
    Hasta pronto

    Tu amiga
    Nino

  6. Lo felicito Padre por este medio qu ha puesto a la nuestra disposicion. Esta muy bonito. Lo recuerdo, de la comunidad de la Satelite, Tegucigalpa.

    • Hola, Carmen. Yo también recuerdo con mucho cariño a la comunidad de la Satélite. Espero que el P. Juan Angel los esté atendiendo muy bien, como se merecen. Que Dios le bendiga.

  7. Hola:
    Lei sus escritos y lo puse en práctica, fué un éxito, ahora el llegar a mi trabjo me es muy satisfactorio, le felicito es usted un hombre de éxitos, me gusta continue escribiendo.

  8. HOLA JOSE JESUS GRACIAS POR LOS CONSEJOS YO QUERIA HACER UN COMENTARIO:
    MUCHAS VECES LA RAIZ DE NUESTRA INCONFORMIDAD RESPECTO A LO LABORAL ES QUE ALGUNOS PROFESIONALES NO AMAN SU TRABAJO CUANDO TU AMAS TU TRABAJO TE MOTIVAS A TI MISMO Y POR MUY LARGO QUE SE VEA EL HORIZONTE SIEMPRE HAY ALGO QUE APARECE DE DONDE MENOS LO ESPERAS Y SIEMPRE ES BUENO SER HONESTOS CON NUESTROS JEFES INMEDIATOS, YA QUE ES BUENO QUE ELLOS SEPAN CUALES SON NUESTRAS ESPECTATIVAS, AMAR LO QUE TU HACES ES TENER UN OBJETIVO CONTUNDENTE YA QUE NO ESTAS MOTIVADO POR EL DINERO SINO POR LA SATISFACCION DEL DEBER CUMPLIDO.
    ATTE
    SYLVIA DENISSA
    NICARAGUA

  9. Lo felicito, en tiempos en que la sociedad esta tan confundida y con falta de valores abordar estos temas son fundamentales muy reflexivos y necesarios, Bendiciones

  10. Estimado José Jesús García, soy sacerdote católico y realizo mi trabajo pastoral en Cúcuta – Colombia. He tenido la oportunidad de leer algunos artículo suyos y realmente son muy buenos. Gracias por hacer esos grandes aportes para el bien de la gente y sobre todo porque vienen de una persona que ha tenido la experiencia de ser un sacerdote católico, es una muestra clara que tu misión no ha precluido sino que sigues hablando con corazón de Pastor a ejemplo de Cristo. Dios bendiga su magna labor y te haga un gran santo.

    • Estimado P. Javier Alexis: muchas gracias por sus palabras. De veras que las valoro pues son reconfortantes. Tuve la oportunidad de tener como compañeros de estudio a varios sacerdotes en Colombia, en los Curos del ITEPAL en Bogotá, realmente entregados a su misión en sus comunidades. También fui compañero de varios que ejercían su ministerio en la Arquidiócesis de Tegucigalpa. Así que lo agrego a la lista de mis amigos y espero que podamos seguirnos comunicando. Que Dios le bendiga en su ministerio pastoral y que coseche muchas alegrías en su misión.

  11. Gracias Jose,
    Muy hermoso tus artículos y de paso nos enseñas a vivir mejor y a ser mejor persona. me encanto VITAMINAS PARA EL CORAZÓN, EL CAMINO DE EMAÚS.
    Bendiciones
    Vicky

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s